El consumo de combustible es considerado el principal costo en la operación de las flotas de vehículos del transporte de carga, este puede llegar a representar hasta el 30% de los costos y su rendimiento se ve afectado por el mantenimiento del vehículo, filtros de aire obstruídos, técnicas de conducción e incluso estudios han revelado que el uso de neumáticos correctos, inflados a la presión adecuada, pueden reducir el consumo de combustible hasta un 15 %, a lo que se suman las posibles extracciones a las que están expuestos.

Son muchas las acciones que puede emprender la empresa para lograr ahorros significativos en este rubro, veamos algunas:

Acciones necesarias

  • Realizar los mantenimientos necesarios y en los tiempos pertinentes.

  • Gestionar los tiempos en ralentí puede generar ahorros de hasta 4,5%. En promedio, del 10% al 15% de ralentí es innecesario.

  • Ayudar a los conductores a mejorar sus hábitos de conducción. El uso del acelerador por encima del 75%, se usa el 10% del tiempo aproximadamente e incrementa los costos hasta en un 50%

  • El buen uso del control crucero puede mejorar el rendimiento del combustible hasta en un 30%

  • Llevar el control de los tanqueos y caídas o pérdidas de combustible.

  • Garantizar el uso de neumáticos apropiados y con la presión correcta.

  • Programar las rutas para evitar paradas innecesarias y conducción ineficiente.

Cómo lograrlo

  • Implementar una política eficiente que involucre a toda la empresa.

  • Establecer un plan de comunicaciones para llegar a los conductores.

  • Contar con un sistema confiable de gestión y monitoreo de la flota, que transmita datos claros en tiempo real y permita visualizar los excesos de velocidad, giros, frenadas y aceleradas bruscas.

  • Medir el rendimiento y realizar seguimiento de la eficiencia.

  • Retroalimentar a los conductores sobre su rendimiento al conducir, su progreso y aspectos a reforzar.

  • Capacitar a los conductores sobre estilos de conducción.

  • Recompensar a quienes contribuyen en la eficiencia del combustible con su conducción.

En conclusión, es posible lograr un mayor rendimiento del combustible y obtener ahorros importantes en la operación de transporte de carga con el apoyo de herramientas de seguimiento al consumo de combustible y gestión de los hábitos de los conductores; para esto es importante tener en cuenta que no solo el encargado de la flota es responsable de un mejor rendimiento del combustible, es necesario involucrar activamente a toda la empresa y especialmente a los conductores para lograr los resultados esperados.

Regístrate Aquí para recibir asesoría sobre cómo reducir el consumo de combustible.