Consejos para mejorar los empaques y embalajes

  • empaques y embalajes

¿Cuál es la diferencia entre empaque y embalaje? 

Aunque en muchas ocasiones se les reste importancia, las tareas de empaque y embalaje son dos aspectos fundamentales para el crecimiento de una empresa. Sin ir más lejos, será luego del empaque y embalaje que el producto llegue a manos del cliente, por lo que asegurarse utilizar materiales de empaque y embalaje adecuados es fundamental para evitar daños y roturas de productos.

En la actualidad, los diseños de empaque son cada vez más variados y novedosos, desde el clásico empaque de cartón hasta modernas formas de conservación de productos como el empaque al vacío. Cada producto requiere su manera de empaque y embalaje particular, por lo que es importante primero conocer cuál es la diferencia entre embalaje y empaque y cualés son las ventajas y desventajas del empaque para tu negocio. 

Diferencia entre embalaje y empaque

Envase

Antes de adentrarse en la diferencia entre empaque y embalaje de productos, es preciso definir la concepción de “envase”, el paso anterior en la cadena de producción. Se llama envase al objeto que almacena o contiene cualquier producto destinado a la venta. El envase es el primer escalón para garantizar la seguridad del producto, por lo que debe estar hecho de materiales adecuados y de un diseño atractivo. La lata de una bebida, o el envoltorio de una golosina son perfectos ejemplos de envase.

Empaque

El empaque es el segundo paso en la cadena de protección de productos. Se denomina empaque al objeto encargado de contener al envase. Además de brindar protección al envase, el empaque llegará a manos del cliente, por lo que es fundamental contar con una buena presentación que identifique a la marca en cuestión. En la actualidad, los diseños de empaque son cada vez más importantes y novedosos, dada su relevancia al momento de ofrecer un producto. El empaque de cartón que suele contener a las golosinas, y que se encuentra en la góndola de los mercados, es un buen ejemplo de ello.  

Embalaje

Finalmente, el embalaje es el último escalafón en la cadena de protección de productos. La función del embalaje es proteger el producto para hacer posible transportar una o varias unidades del mismo de manera segura sin que sufra daños o roturas. Existen diversos tipos de embalaje, aunque el más habitual es el uso de cajas de cartón con planchas plásticas o de polietileno en su interior para evitar roturas ante cualquier movimiento. Además de proteger al producto, el embalaje debe facilitar la manipulación del mismo y estar correctamente cerrado.  

Consejos para mejorar las tareas de empaque y embalaje en tu negocio

Comprar materiales de empaque y embalaje en cantidad

El primer paso para mejorar las tareas de empaque y embalaje en tu negocio es asegurarse contar con los materiales necesarios para dichas tareas. Para las tareas de embalaje probablemente se necesiten cajas y precintos o cintas adhesivas en cantidad, por lo que es importante comprarlas con anterioridad y, si es posible, al por mayor, de manera de reducir gastos. En cuanto al material de protección interna del proceso de embalaje, también es recomendable comprar en cantidad los materiales de empaque y embalaje elegidos, ya sea cartón corrugado, plástico en forma de burbujas o planchas de polietileno.

Clasificar correctamente los productos 

El segundo paso para mejorar las tareas de empaque y embalaje en tu empresa es clasificar adecuadamente los productos. Esto permitirá, además de dinamizar las tareas de carga y descarga, reducir el riesgo de daños y roturas. Clasificar los productos según sus materiales, prestando principal atención y señalando aquellos que sean frágiles, que contengan líquidos o materiales cortantes, es esencial para optimizar las tareas de empaque y embalaje.

Utilizar los materiales de empaque y embalaje adecuados

Utilizar los materiales de empaque y embalaje adecuados para cada producto es un punto esencial para mejorar estas tareas. Así como existe una gran variedad de diseños de empaque, también hay una gran diversidad de tipos de embalaje, cada uno destinado a un tipo de producto en particular. Las cajas de cartón o las cajas plásticas suelen ser perfectas para las tareas de empaque y embalaje, pero siempre es necesario complementarlas con cartón corrugado, plástico en formas de burbujas o polietileno para rellenar el interior de las cajas y evitar daños a los productos por el movimiento durante el transporte. ¡Utilizar materiales de empaque y embalaje reciclables es una excelente idea para aportar también al cuidado del medio ambiente! 

Tamaño y precintado

Además de elegir los materiales de empaque y embalaje adecuados para los productos a transportar, es importante asegurarse que el tamaño de los mismos es el correcto, de manera de poder almacenar la mayor cantidad de productos por embalaje. Tomar con anterioridad las medidas del empaque de cada producto es una buena idea para evitar disgustos al momento del embalaje. 

Por otro lado, el precintado es también un aspecto fundamental: utilizar cintas o elementos de cierre de calidad y firmes es imprescindible para evitar que las cajas se abran durante el transporte.

Etiquetar con precisión

Finalmente, uno de los grandes secretos para mejorar el empaque y embalaje de tu negocio es el etiquetado del embalaje. Además de brindar la información de los productos almacenados, el etiquetado debe llevar la información del envío de manera clara y precisa: es importante detallar en la etiqueta tanto el origen de la mercadería como el destinatario y la dirección exacta a donde debe ser transportada la misma. 

Solicita la asesoría de un consultor experto aquí

2022-09-16T10:05:03-05:0016 de septiembre de 2022|Categorías: Blog|Sin comentarios